Tras ocho años usando el software, 3L Beauté sigue tan satisfecho como al principio con Direct-debits

El salón de belleza 3L Beauté lleva ya ocho años utilizando el software Direct-debits de Exalog para los adeudos de sus clientes. Laura Girard, al frente del salón desde hace tres años, nos habla de su experiencia en la utilización del software.

¿Puede usted hablarnos de su empresa y de su papel dentro de ella?

3L Beauté es un salón de belleza de la franquicia Esthetic Center. Ofrecemos diversos servicios, como maquillaje, tratamientos faciales, depilación, manicura y bronceado.

Aunque soy esteticista de formación, además de ocuparme de los tratamientos de belleza, también soy responsable de la dirección, el marketing y la gestión administrativa de 3L Beauté. Antes de que yo asumiera el relevo hace tres años, mi madre dirigía el negocio.

¿Por qué motivos escogieron el software de Exalog?

En 2007, mi madre decidió equiparse con un sistema de gestión de los adeudos de los clientes del salón. Nuestro banco nos ofreció su software, aunque ella se decantó por Direct-debits porque ofrecía una mejor relación calidad-precio.

¿Cómo fueron sus primeros pasos con el software?

No tuve ningún problema cuando empecé a usar Direct-debits. Es fácil hacerse con la herramienta y empezar a usarla rápidamente.

Las únicas complicaciones que tuve fueron en relación con el SEPA. Para mí era más fácil realizar los adeudos antes de la migración SEPA. Sin embargo, el servicio de asistencia de Exalog se mostró entonces muy atento y pendiente, por lo que hoy en día todo resulta más sencillo.

Ha mencionado el SEPA: ¿cómo se enteraron del paso a esta nueva norma?

Exalog y nuestro banco nos informaron a la vez de la entrada del formato SEPA.

¿Qué conclusiones saca de la implantación y el uso de Direct-debits?

En general, Direct-debits es una herramienta práctica y fácil de usar. Valoro especialmente el seguimiento eficaz prestado por el servicio de asistencia de Exalog.